Electric Haze: 'Get In Line'

junio 27, 2021

Electric Haze Artwork



Electric Haze - Get In Line (Idle North Records)

Fecha de publicación: 25 de Junio

Tracklist:

01. Succuba
02. WOAH!
03. Get In Line
04. All I Ask For
05. Cavern Of Pain
06. Lest We Forget
07. Too Close To The Truth
08. Clenched Fist
09. Cryin´



Viendo la ciudad (Umeå) de donde viene la banda cuyo álbum toca reseñar hoy, está claro que seguramente me encuentre ante algo de mucha calidad. Para los que no sepan que ciudad es, decir que es una ciudad sueca de donde han salido bandas como Cult of Luna, Meshuggah o la famosa escena Umeå hardcore con bandas como DoughNuts o Final Exit entre muchas otras.


Pero bueno a lo que vamos, la banda de hoy se llama Electric Haze y ahora publican su álbum debut "Get In Line". Según la nota de prensa Electric Haze nace en 2014 por Johan (Batería) y Tommy (Guitarra) tras mudarse a 
Umeå. Allí conocieron a los hermanos André y Anton (Voz). Su primer single "Master & Slave" se publicó en 2016 seguido de "Endless" y "(Shut Up) Shuffle and Deal"

Posteriormente publicarían su primer EP homónimo el mismo año. En 2018 se ponen a trabajar en su primer LP "Get In Line" que se grabó en el estudio Kapten Studio en Umeå  y ha sido mezclado y remasterizado por el propio  Anton Ekström, vocalista de la banda en los estudios Lost Boy Studios (Sofia Jannok, Movits! etc)


Tras la escucha del álbum siento decir que pese a que es un gran album y que hablamos de Suecia, cuna de grandes músicos y bandas, el álbum me suena algo flojo. Me falta algo de gancho en algunas partes, aunque he de decir que el álbum empieza muy bien con temas como "Succuba", un tema que podría estar dentro de las radio fórmulas de rock más clásico y que Anton Ekström está magistral en las voces junto al resto de compañeros.


Los temas son correctos, y están cargados de electricidad y nos recuerdan a ese rock clásico de los setenta e incluso a ese Glam de los 80 como en el caso del tema "Woah!", pero ya digo, no sé si será por la producción pero no tienen esa pegada que hace que no puedas dejar de moverte. Seguramente todo esto que digo, se solvente en directo. Después hay auténticos temazos como "Get in line" que da nombre al álbum, y que se mueve sobre un riff matador y donde Anton nos muestra su vozarrón recordándonos a ese tandem Plant/ Page. Una auténtica obra maestra de cuatro minutazos y donde la banda muestra todo su arsenal eléctrico.




Aunque escuchando el álbum la banda se inclina de forma natural hacia el medio tiempo, también aparece la velocidad como en "Lest We Forget" con ese ritmo que nos recuerda a la banda del eterno Lemmy pero con solos y matices neoclásicos. También hay tiempo para baladas con guitarras acústicas como la preciosa "Cavern Of Pain". o "Cryin' " que cierra el álbum y que juega con distorsiones y limpios sobre una nube final de tambores y líneas de bajo.

Resumiendo, me quedo con un sabor agridulce, una gran banda de buenísimos músicos y con grandes temas, pero que no han terminado de explotar en mis oídos. Seguramente la culpa sea mía por ser demasiado exigente. Pero como he dicho antes, seguramente me hagan callar en el momento que los vea en directo.


Calificación: 7/10

También te puede interesar

0 comentarios