Gwydion - 'Gwydion'

noviembre 03, 2020

 

Gwydion Artwork

Gwydion -  'Gwydion' (Art Gates Records, 2020)

Fecha de Publicación: 13/11/2020



Hoy me he levantado guerrero, la verdad es que escuchar música como la que toca hoy dan ganas de guerrear -en el buen sentido de la palabra- y echarle valor y coraje a todo lo que se te ponga por delante, y  más en estos tiempos tan convulsos que corren.

El grupo de hoy no son escandinavos, son de la ibérica pero vienen haciendo un metal propio de los pueblos del norte, aunque ya sabemos que esos pueblos en su afán por descubrir nuevas tierras llegaron muy al sur. Gwydion son de Portugal y vienen haciendo un folk/ viking metal ambientado en esas grandes hazañas y vivencias de los Vikingos allá por los siglos IX, X. El próximo 13 de noviembre lanzan su quinto álbum homónimo bajo el sello Art Gates Records, y pese a ser sólo su quinto álbum, llevan nada mas y menos que 25 años de carrera a sus espaldas, ahí es nada. 


Entrando en el análisis del álbum, sin querer menospreciar el trabajo y esfuerzo de los portugueses, me encuentro ante un álbum que toma el nombre de la banda y que como su nombre indica debería dotarlo de una magia, una fuerza y una épica capaz de atraer al oyente, pero en este caso, esa epicidad se va desvaneciendo con el transcurso de los catorce temas que componen el quinto álbum de los de Lisboa. 

Me encuentro ante un álbum donde el folk, la mitología  y las epopeyas vikingas son el sello de estos portugueses que siendo honestos lo hacen muy bien y donde la temática gira entorno a esas historias míticas de los pueblos nórdicos en sus incursiones al sur del Mar Báltico. Pero ya digo, intentos de temas, como "The Bard", o  "The Chair of the Sovereign" te meten rápidamente en el contexto de la obra, pero no te mantienen unido a ella, cosa que por ejemplo salvando las distancias, con el álbum "Winter´s Gate" de los finlandeses Insomnium si me pasa. Realmente no sé si es por la cantidad de temas, (quizás la dosificación del álbum en un menor número de temas hubiese quedado algo mejor) o la desconexión entre temas hacen que el álbum se desinfle.



 La cuestión es que hay grandes temas, como es el caso de por ejemplo "The Chair of the Sovereign" cargados de un toque melodeath propio de bandas como Amon amarth o los In Flames de la época del "Clayman"pero quedan "ensombrecidos" por otros temas que para mi gusto no encajan dentro del álbum. Ejemplo de esto lo vemos en temas como "Battle of Alclud Ford", un temazo que tira más hacia el power e incluso hacia el sinfónico, y donde las voces son mucho más melódicas incluso tirando hacia el heavy metal. Aunque he podido vislumbrar (para bien) ramalazos de ese death metal de los primeros Amorphis.

En el tema estrictamente musical, está claro que es una banda que llevan muchos años sobre las tablas y que saben lo que hacen. Me ha gustado la mezcla de voces tanto guturales como limpias e incluso esas voces agudas que acaban rompiendo en algo parecido a un shriek. Buenos riffs. capas de guitarras melódicas, una batería con presencia y pegada, aunque quizás para mi gusto el sonido  demasiado procesado (ya es cuestión de gustos)  y agradezco la grata presencia del bajo. Lo que si echo más de menos es la falta de instrumentación orquestal, que es lo que le da ese aire de magnitud y atmósfera a los temas, cosa propia del género y que aquí se queda algo cojo.



Haciendo un balance del álbum, estamos ante un buen álbum, quizás no el mejor álbum de una banda que lleva 25 años en la carretera y que seguramente pueden hacerlo mucho mejor. Ya no técnicamente, sino en el aspecto de originalidad y en seguir su propio camino, ya que a veces da la sensación de ser un refrito. Aún así he disfrutado de un álbum que pese a tener luces y sombras merece la pena darle varias escuchas ya que tiene bastantes tesoros vikingos escondidos.  

También te puede interesar

0 comentarios