Lucifer 'Lucifer III'

Lucifer III cover art




Lucifer  -Lucifer III- (Century Media Records, 2020)

Fecha de publicación:  20 de Marzo

Tracklist:

Ghosts
Midnight Phantom
Leather Demon
Lucifer
Pacific Blues
Coffin Fever
Flanked By Snakes
Stay Astray
Cementery Eyes



Poco queda de aquel Lucifer que sacó su primer álbum allá por el año 2015 donde la voz de Johanna Sadonis quedaba envuelta en una profunda oscuridad por la pesadez y cadencia de los riffs de Jennings. La salida de este junto con el resto de la banda dejaron a la de Berlín sola ante un proyecto que, ella lejos de achantarse encontró la ayuda del sueco Nicke Andersson, conocido y polifacético músico y productor que todo lo que toca acaba por convertirlo en oro. La total reestructuración de la banda, y ese giro que tomó hacia un sonido más heavy rock propio de los años 70 en su siguiente álbum "Lucifer II" y alejado de ese Doom atmosférico y ocultista que impregnaba el álbum debut hizo que atrajera a un público más amplio.

Y es que "Lucifer II" fue todo un éxito de crítica, sucumbimos ante un álbum orgánico, que cogía la esencia de aquellos "maravillosos años" en un dinamismo constante, que no perdía ese gusto por el ocultismo y ese proto-metal Sabbathiano añadido en pequeños matices para no cansar a un público, ávido de Groove y ritmos crudos. Pero sobretodo , traer la voz de Johanna al frente y no detrás como ocurría en "Lucifer I".





Y ahora llegamos al tercer álbum, un esperado álbum que como su anterior es editado por Century Media Records. La verdad es que tenía muchas espectativas de este "Lucifer III" ya que sus dos primeros singles "Ghosts" y "Midnight Phantom" tienen todos los ingredientes para que estemos ante su mejor álbum: sigue sonando crudo, tiene oscuridad y a su vez ritmos vertiginoso cargados de fuerza, además de estribillos que se te graban a fuego. Pero sobretodo tiene un sonido natural  con un aire retro que hacen que acabes rendido ante los pies de Johanna, Nicke y compañía.
Pero vayamos por parte, los dos primeros singles me volaron la cabeza, dos temas que te golpean con una musicalidad que echa para atrás, ese sonido crujiente y oscuro comandado por un Nicke soberbio a la batería y donde Johanna brilla con luz propia, mientras Linus, Martin y Harald ponen el resto de forma magistral. En mi cabeza quería que el resto del álbum fuese de esa manera, que todo sonara como "Ghosts "y "Midnight Phantom" pero con la primera escucha la idea es que a medida que vamos avanzando, el álbum va desinflándose, pero... tras varias escuchas te das cuenta que en realidad lo que ocurre es que solamente son pequeñas bajadas de revoluciones y que seguramente estemos (espero no equivocarme) ante el mejor álbum de la banda hasta la fecha ya sea por las composiciones en si, por la madurez de la banda o por ambas.





 Esa bajada de revoluciones la encontramos en temas como "Leather Demon", primera "balada" que conforme escuchas la evolución del tema, te das cuenta de la riqueza que tiene, y donde la hipnotizante voz de Johanna apoyada sobre un diabólico riff nos conduce hacia un aquelarre eléctrico.

Diferente es el tema que hace referencia a Lucifer, un tema que aunque en la realidad nos quieran mostrar al Angel Caido como un ser tenebroso, en este tema tiene un regustillo alegre donde se muestra un amor por el Portador de la Luz a base de ritmos trepidantes y donde el estribillo más que bajar al infierno suena a que quiere subir a los cielos para dar las gracias por haber expulsado al Angel Caido de semejante lugar. Sin embargo volvemos a cambiar de registro con temas como la claustrofóbica "Coffin Fever" donde cambiamos el ritmo hacia un Doom con una cadencia propia de los de Birmingham y cuyo riff tiene una tenebrosidad que podría firmar el propio Iommi,

Temas como "Flanked By The Snakes" tienen el ritmo de un rock más clásico cargado de maravillosos riffs con subida y pequeñas bajadas pero siempre manteniéndose arriba. Pero si hay un tema que para mí sería redondo, (aunque es difícil quedarse con uno) es el tema que cierra el álbum “Cementery Eyes” un tema que al principio no reparé mucho en él, pero que con el paso de varias escuchas creo que es el broche perfecto para el cierre de un disco redondo. Un tema melancólico apoyado por las notas de un piano y donde la voz de Johanna te lleva por un sendero que bebe incluso, (quiero creer) del rock sureño pero con la marca inconfundible de Lucifer y que culmina en un orgasmo sonoro de guitarras que ponen los vellos de punta.

Un disco que como ya hemos dicho anteriormente es una oda a ese sonido de los años 60, 70, pero sobre todo desde mi punto de vista es un homenaje a todo lo que huele a horror ya sea desde la literatura gótica donde la muerte y los cementerios son los principales protagonistas o hasta las clásicas películas de terror de serie B.

Un tercer álbum que sigue la continuación natural de su predecesor, pero que para mi gusto lo mejora, donde el trabajo de toda la banda es sencillamente fuera de serie, ya no sólo en las composiciones sino en la ejecución de los temas y en el empaste perfecto de la voz de Johanna sobre el resto de instrumentos. De todas formas quien soy yo para criticar nada…que venga Dios Lucifer y lo vea.


Lo mejor: Que Lucifer haya unido a Johanna y a Nicke
Lo peor: Que esa unión no se haya producido antes.









+ Info:

No hay comentarios:

Publicar un comentario