Entrevista a Degraey: 'Mientras que aquí tienes que decir casi con la boca pequeña que eres músico en lugares como Nueva York está mucho mejor considerado'

marzo 24, 2020

Degreay photo band

Seguímos con nuestra ronda de entrevistas a nuestras bandas. Hoy seguimos en Cataluña, concretamente en Barcelona, ciudad de la cual son este cuarteto que vienen haciendo un post-metal con inclinaciones progresivas. Con dos álbumes de estudio publicados, su último álbum "Reveris" cumplió este mes de marzo su primer aniversario.


Una banda recomendadísima, muy profesionales y con un directo de diez que han tocado en festivales tan importantes como el AMFest. Una joya patria del post-metal para los amantes de un género que cada día tiene mayor aceptación y repercusión en este país.

A continuación podrás leer en esta entrevista las interesantísimas respuestas a nuestras preguntas por parte de esta joven banda.





Hola que tal, muchísimas gracias por vuestro tiempo.

¿Podéis vivir de la música o lo tenéis que compaginar con un trabajo de los considerados como "normales"?

Tenemos que tener trabajos normales. No solo no ganamos dinero con ello, es una fuente de gasto fija e inacabable. La cosa en nuestro país está bastante mal. Tienes que pagar por tocar, la escena no es que sea muy proactiva pero por suerte existen algunos oasis en nuestro país como por ejemplo el Centro Cultural de Berriz, donde estuvimos en diciembre, o locales autogestionados como el Arrebato en Zaragoza, que también visitamos el año pasado. En Barcelona tenemos sitios como el Pumarejo, donde nos encantaría tocar próximamente, y promotoras como Aloud Music que hacen una gran labor para dinamizar la escena musical local. Son sitios a los que sabes que va a ir gente a verte y que le importa la música.

Sin embargo, la realidad es que para nosotros salir de gira conlleva siempre un gran esfuerzo por intentar cubrir los gastos, algo que no siempre se consigue.

También es importante distinguir las distintas formas de dedicarse a la música. Nosotros estamos en el mundo de la autoría, nuestra vocación como banda es crear y  componer música original y personal, y es particularmente en este mundillo en el que poder vivir de la música es algo extremadamente difícil. Sobre todo cuando estás tan alejado de la música comercial como es nuestro caso. Sin duda hay muchos músicos que viven o “malviven” de la música en nuestro país, pero diría que en su gran mayoría no viven de ello por la autoría sino por ambientar eventos privados, bodas, comuniones, etc… También están las bandas tributo, por ejemplo, que por norma general tienen más tirón económico que las bandas que apuestan por la autoría. Hay que decirlo, la autoría, además del trabajo musical conlleva mucho trabajo extramusical, horas que nadie te paga, y muchos gastos: grabaciones, promoción, booking, producción de vídeos, etc…

Así que sí, todos vivimos de otros trabajos y la verdad es que no tenemos previsto vivir de la banda en el futuro. En este sentido la motivación de dedicarnos a la música y un proyecto como el nuestro nace de un fondo visceral y vital y para nada económico.



¿Cómo lo hacéis cuando tenéis que estar girando durante semanas o meses?

La gira más larga que hemos realizado fue de una semana, por nuestros trabajos no podemos pedirnos todos los días que nos gustarían para estar de gira. El caso de Iván, que trabaja de profesor, limita mucho las salidas a fines de semana y puentes/vacaciones. Es él quien lo tiene más difícil. Los demás conseguimos arreglárnosla, para cuadrar fechas, por lo menos de momento.



Y si ya hablamos de tener que salir fuera de España, supongo que la cosa será aún más complicada ¿no?

Pues efectivamente, primero tienes que tener los contactos para tocar, y después pagar el alquiler de una furgoneta, más gasolina, más peajes, más salas, más hospedaje… Una pasta que se va en lo que más nos gusta hacer, así que sarna con gusto no pica. Solo con que vaya una persona al bolo y le interese nuestra música, ya es motivo para salir a tocar. La verdad es que lo tomamos como unas ‘vacaciones’, un tiempo para estar juntos, convivir, reírnos y tocar en otras ciudades. No se nos ocurre un plan mejor. Hay cosas tan baratas que solo cuestan dinero.



¿Podéis tener una buena conciliación en este caso musical/laboral?

En la mayoría de trabajos que hemos tenido ha sido así. También es algo que tienes en cuenta cuando entras en un trabajo. El primer día ya lo marcas como una condición. En caso de gira poder pillar algunos días para poder tocar. En el caso de Iván es diferente, aunque podemos contar con todos los festivos y puentes.



¿Suelen ser comprensivos con vosotros en vuestros puestos de trabajo cuando tenéis que salir de gira?

Deben serlo, si no no estaríamos ahí. En algún momento pueden darse roces, pero si se
dejan las cosas claras desde el principio, no tiene que haber problema alguno. Aunque como hemos dicho anteriormente, también somos nosotros mismos quiénes nos condicionamos a acceder a un trabajo u otro en función de la flexibilidad que nos aporte. De hecho todos nosotros tenemos o hemos tenido otros proyectos musicales además de Degraey, a veces incluso más de dos.



Vuestros familiares y amigos ¿os apoyan cuando decidisteis que este sería vuestro modo de vida?

Cada caso es diferente, pero en general nuestras familias y amigos nos apoyan. Igual al tener 15 años no lo ven del todo claro, pero cuando tienes cuarenta y tienes más ilusión incluso que la que tenías siendo adolescente... Al final es parte de nosotros y se tiene que apoyar. Así que en este sentido, sí, las personas importantes en nuestras vidas tienen completamente asumido que este es nuestro estilo de vida.



¿Habéis sentido alguna vez el rechazo en plan. "Búscate un trabajo serio"?

Siempre, de hecho nuestra sociedad es así. En el contrato de artistas sitúa igual a artistas y toreros, es el país en el que vivimos, el arte es entendido como faranduleo, desde las instituciones y los colegios no se fomenta la música ni ninguna de las artes. Es un espacio residual en un currículum marcado por las materias que te preparan para ese trabajo serio.

De todas formas nosotros no lo vivimos como un trabajo: es decir, le dedicamos tiempo, seriedad y profesionalidad como si lo fuera, pero partimos de la base que es casi imposible vivir de lo que hacemos aquí. Ni siquiera muchos de los grupos que nos gustan, y que están en un escalón superior que nosotros en cuanto a popularidad y recorrido, consiguen vivir íntegramente de la música. Los géneros minoritarios es lo que tienen. Lo tenemos bastante claro. Pero disfrutamos de la plena libertad que tenemos en todas las fases de nuestra creación.



¿Sentís que la profesión de músico en este país no está valorada?

Depende, hay algunos que están haciendo las cosas muy bien, tenemos artistas como Toundra o John Talabot, entre muchos otros por supuesto, que han conseguido ser valorados nacionalmente e internacionalmente. Se dedican a ello sin perder su identidad, pero no es la norma. El tema es que no se ve como una profesión, mucha gente lo ve como un hobby. Mientras que aquí tienes que decir casi con la boca pequeña que eres músico y cuesta definirse o autodenominarse como artista, en lugares como Nueva York está mucho mejor considerado, o incluso en otras partes de Europa. 



¿Alguna vez habéis pensado en tirar la toalla?

La verdad es que con Degraey no lo hemos pensado. Es lo que nos gusta, ya nos compensa sin tener ganancias, así que seguiremos, solo puede ir a mejor. Cuando ves que llega gente a tus conciertos que no tienes ni idea de quién es y viene porque le gusta tu música… La sensación es muy grata. Seguiremos, y además es que incluso si no fuera con Degraey, todos nosotros seguiríamos en la música de alguna forma u otra.



¿Qué es lo que os empuja a seguir hacia adelante pese a todos los contratiempos?

Hacer canciones que nos apasionen, grabarlas como se merecen y tocarlas en directo. Seguimos porque creemos en nuestras canciones, el resto es trabajo, pasión y alma.

Muchas gracias!!

Muchísimas gracias por esta entrevista tan pertinente y relevante!!




+ Info:



You Might Also Like

0 comentarios