¿Se debe separar la obra del autor?

Barbarian Swords photo band
Foto: Sergi Fahfotus

Vuelve la polémica tras la cancelación del concierto en Portugalete de los catalanes Barbarian Swords debido a la presión de un grupo de feministas. Y aquí viene de nuevo la eterna pregunta ¿Se debe separar la obra del autor?


A lo largo de la historia ha habido grandes artistas que en el lado humano, no lo eran tanto. Un ejemplo de ello lo vemos por ejemplo en artístas como Picasso que era misógeno o Charles Dicken que  quiso encerrar en un manicomio a su mujer estando cuerda.

En el lado de la música, la cosa no es mucho mejor, ejemplos como el de John Lennon que tenía un carácter violento y acabó golpeando a su primera mujer Cynthia. James Brown por lo visto era toda una joyita, asaltó a policías, estuvo en prisión, fue arrestado por violencia doméstica y por violación entre otras fechorías. Si nos vamos a tiempos más actuales podemos recordar el mundialmente famoso caso del fallecido Michael Jackson y sus supuestos abusos a menores o a Axel Rose que es tachado de violento y racista debido a ciertas de sus letras.

Si hablamos de ideologías, la música tampoco se salva, cuantas veces hemos escuchado y leído los intentos  de acusar a bandas como Motörhead en su momento o a Slayer de hacer apología del Nazismo. (aunque las bandas siempre lo han desmentido) Quién no se acuerda de las famosas fotos de Sid (Sex Pistols) llevando su famosa camiseta con la esvástica en el pecho (dicen que en realidad sólo buscaba el agitamiento en la sociedad británica conservadora de la época), o los famosos saludos nazis de Phil Anselmo y diciendo "White Power" en un concierto en estado de embriaguez.

No será la primera ni la última vez que ocurran este tipo de cosas, pero, hasta que punto es ético y moral el separar al artista de la obra. Ya lo decía San Agustin de Hipona "Odia Al pecado, ama al pecador" pero la cosa no es tan facil. 

Quizás estamos echando por alto un factor bastante importante y es el contexto histórico social en el que se desarrollaron los hechos. Cosas que anteriormente eran toleradas hoy día ya no lo son, y eso supone un avance como individuos y para la sociedad en general.

Posiblemente estemos ante una dicotomía moral ya que una obra siempre estará ligada al autor y el autor a esa obra. Otra cuestión es la capacidad del observador de querer o poder separar esa obra del autor y viceversa.

1 comentario:

  1. Slash medio negro... Araya y Lombardo hispanos... Todo me cuadra, si.

    ResponderEliminar