¿Por qué la gente no acude en masa a los conciertos de la escena local o de pequeño formato?

agosto 19, 2019

Pedalboard black
Banda de la foto: Degraey

Siempre se ha criticado la actitud de aquellos que sólo aparecen en los conciertos de masas y grandes festivales  pero que a la hora de acudir a conciertos de pequeño formato, ya sea de bandas locales, emergentes o de pequeños festivales, suelen brillar por su ausencia.


Aquí comienza la polémica, ya que tenemos respuesta para todos los gustos, desde la típica respuesta de que no se conoce a tal banda, no hay dinero para pagar la entrada y preferimos ahorrarlo para un gran evento, hasta el músico que dice no tener tiempo para disfrutar de la música de otros músicos.

Para que este tipo de conciertos acaben en fracaso, suelen suceder varios factores que atañen tanto a las bandas como al público. Seguramente habrá muchos más puntos que me he dejado en el tintero pero la idea global está ahí.


En el caso de las bandas, podríamos decir que hay varios puntos, entre los cuales estarían:


  • El exceso de oferta, a día de hoy tenemos infinidad de bandas, de estilos y  conciertos a los que ir. La pregunta sería  ¿Por qué debería ir a ver tu banda y no a la del vecino? y aquí viene lo importante: el ofrecer algo novedoso, que nos sorprenda, que nos enganche y nos dejen un buen sabor de boca.
  • La falta de profesionalidad, y ahí es donde se nota la diferencia entre una banda amateur y una banda profesional o en vías de profesionalización. Te guste o no el estilo que practique un grupo de música, si suenan profesionales en el escenario, siempre darán una imagen de seriedad, profesionalidad (valga la redundancia) y seguridad. Y para eso, no hay varita mágica, la única opción es trabajar, trabajar y trabajar.
  • Elegir bien las fechas y la logística a la hora de montar un concierto, aunque a veces eso no se puede controlar (Puedes tener una fecha cerrada y resulta que meses después Metallica o Iron Maiden cierran esa misma fecha en tu ciudad)
  • La promoción y el feedback tan necesarios. Una buena promoción no es sólo mover el evento en redes sociales, hay que tejer una buena red de contactos, músicos, fans... y la interacción en este aspecto es fundamental ya sea con los fans, otros músicos o por ejemplo los medios de prensa especializados  (no sabeis lo facil que es para los medios el poder trabajar con notas de prensa de las promotoras, de las propias bandas si carecen de agencias y con un buen dossier de la banda o bandas y no tener que estar buscando en google información de tal banda etc, etc.). El apoyo mutuo entre bandas, promotoras etc, etc, hace que todo sea mucho más fácil a la hora de mover un evento y la retroalimentación  puede  incentivar a un público en principio pasivo, con actividades como sorteos de entradas, de discos etc, etc.  Volviendo al punto anterior, también evitaremos los solapamientos de fechas por falta de comunicación entre promotores y entre bandas
  • Ser realistas y ver hasta donde llega el público real. No se puede pretender llenar una sala si apenas tienes seguidores, y en el mejor de los casos, aunque se alquile una sala entre varias bandas, intentar no perder dinero. 
  • Delegar, hay bandas donde uno de sus miembros lo suele hacer todo. Por ejemplo, Pepito es el cantante de "Pepito y los fulanitos" además de, el manager, el comunity manager, el técnico de sonido y el ingeniero de sonido que graba a la banda. Al final, Pepito acabará quemado y seguramente abandonará el barco. Lo mejor es buscar ayuda profesional y auténticos profesionales que se encarguen de los diferentes aspectos que envuelven a un grupo musical. Pero claro, eso hay que pagarlo y no todo el mundo puede o está dispuesto a hacerlo.
  • Ser honestos y humildes. De Rockstars está lleno el mundo, así que mejor dejar lo de Rockstar para los que verdaderamente por suerte lo son. Y en cuanto a la honestidad, mostrar lo que realmente se es, no lo que se intenta ser. 
  • Ser un miembro activo de la escena: El que seas un músico y te guste estar sobre las tablas no quita que también aportes tu granito de arena a esa escena que tanto defiendes, practica con el ejemplo. Ve a conciertos de tus colegas de locales de ensayo o de otras bandas de la zona.




En cuanto al tema del público, para que ese público adormecido empiece a moverse podríamos hablar también de varios puntos:


  • Lo que considero la regla de oro: escuchar mucha música y sobretodo variada. Si sólo escuchas las bandas de siempre, te estarás perdiendo todo un mundo ahí fuera por descubrir, no es una imposición, pero abrirá tu mente y verás la música desde un punto de vista más amplio.

  • El hábito:  El hábito de escuchar mucha música nueva te llevará a nuevas bandas que te irán tocando la fibra y querrás ver en directo y eso te llevará a lo siguiente. Además, el acceso que tenemos hoy a la cultura, hace años era impensable.
  • Salir de la zona de confort: Por normal general, salir de la zona de confort es muy complicado, un publico que no está acostumbrado a ir a conciertos asiduamente, no valorará esos pequeños conciertos porque está acostumbrado a grandes eventos donde impera la espectacularidad, frente a la sobriedad del formato más pequeño. Como hemos dicho antes, el escuchar mucha música variada y enriquecernos tanto musical como culturalmente nos abrirá la mente a otros estilos de música y a otro tipo de formaciones.
  • La camaradería y la cercanía de las bandas locales y emergentes. Una persona acostumbrada sólo a ir a grandes eventos ignoran esa cercanía con el público. El poder hablar con los integrantes del grupo antes y después del bolo, el que te firmen el merchandising de la propia banda o incluso el poder tomarte una cerveza con ellos, eso no se puede hacer con las grandes bandas que todos sabemos. Hoy día incluso es aún peor, ya que lo anteriormente mencionado se hace, pero previo pago. 
  • Difundir la cultura del directo, si acabas de conocer a una banda, difunde su música; si has conocido a un sello independiente, escucha a las bandas que lleva; si conoces a un promotor o a una asociación que trae a músicos que te gustan a tu ciudad, agradecerlo; promocionar el local o la sala donde no paran de hacer conciertos etc, etc.  Es cierto que a veces ese feedback no es recíproco, pero normalmente no suele ser lo común. Esto no significa que haya que acudir a todos los conciertos, ya que para gustos, colores, pero el hacer de esto un hábito, al final uno acaba sintiéndose orgulloso de haber sido en parte, partícipe del ascenso de esa banda a la vez que disfrutamos de ella. En mi caso, he visto a bandas, que han conseguido tocar en Wacken, Leyendas del Rock o el Resurrection Fest cuando antaño no llegábamos ni a cien personas en la sala. Lo mejor de todo, es que muchas de esas bandas, lo que tienen de grande lo tienen de humilde, porque saben de donde vienen y lo que cuesta llegar hasta donde están y siempre son agradecidas con ese público que siempre ha estado ahí apoyándolas.
  • Derrotismo: Deja de quejarte de que no hay nada de calidad, muévete, siempre hay algún evento cerca, que pones la excusa de que no tienes dinero, los hay gratuitos y de muy buena calidad. No soy partidario del "todo gratis" pero si eso es un comienzo para que empieces a moverte, bienvenido sea.

Resumiendo, hay que ir a conciertos, ya sea en sala o en pequeños clubs. Hay que "difundir la palabra" dar a conocer a nuevas bandas, nuevos lugares de conciertos, etc, etc. Mantener la escena underground viva. Ir a conciertos grandes o a festivales está muy bien, y son oportunidades únicas para ver a grupos que de otra manera nos sería imposible, pero no hay que dejar de lado los conciertos de bandas más pequeñas, sean de aquí o sean de fuera. Al fin y al cabo, seguramente todas tengan en común una cosa, y es hacer música para que disfrutemos de ella.

También te puede interesar

0 comentarios