¿Donde está la frontera entre lo amateur y lo profesional?

julio 18, 2019

Pass Press


Seguramente sea un tema espinoso que está siempre en boca de todos, y siempre crea controversia. Como dice el título de la entrada ¿Donde está la frontera entre lo amateur y lo profesional? Esa pregunta la podemos extrapolar a cualquier otro ámbito, pero en nuestro caso lo vamos a enfocar al de los medios especializados en la música rock y metal.

Nuestro proyecto nació por casualidad, el aquí presente quería plasmar en las redes sus inquietudes musicales e ir mostrando esos descubrimientos, apostando por la escena underground y la escena local ¿Cual era la idea de todo ello? En realidad la idea era la de mostrar a la gente lo que escuchaba y escucho, los descubrimientos que he hecho a lo largo de los años y apoyar a esa famosa escena local. En un mar donde hay tanta oferta de bandas y la rapidez a la que se mueven las redes sociales, las publicaciones son efímeras, así que iba haciendo posts recomendando bandas que bueno, a parte de los gustos musicales, pues ahí quedaba publicada y si encima le haciamos un favor a la banda, pues mejor que mejor.

Nosotros no vivimos de esto, en este proyecto somos tres personas cuya unión es la pasión por la música en todas sus vertientes. Y aquí es donde viene el kit de la cuestión, estas palabras de un gran amigo se me quedaron marcadas a fuego en mi mente: "Lo que vayas a hacer hazlo dando siempre lo mejor de ti, sino no lo hagas" Y esto es aplicable a todo en esta vida, el problema es llevarlo acabo:  ser constante;  el trabajo duro;  rodearte de personas con un objetivo en común y no ser derrotista.

Uno puede caer en tentaciones como el tema de las famosas acreditaciones, pero después de ir a varios conciertos y festivales a disfrutar de la música pienso que el estar acreditado conlleva una responsabilidad que no todo el mundo lo entiende o no quiere entender. A mi parecer, si te dan una acreditación no es para que vayas de gratis a un concierto y copies el setlist de setlis.fm  por ejemplo. Una acreditación conlleva un gran trabajo de campo donde previamente hay que tener a punto todo un trabajo de investigación de lo que se va a analizar ya sea el evento, las bandas, etc, etc. 

Es muy tentativo pedir una acreditación para un gran festival o un concierto grande y lo sabemos, pero a veces no es el momento idóneo. Es muy gratificante que te envíen discos promocionales  a casa, a la office, donde sea para reseñar y que después te veas en la tesitura de..."por donde le meto mano a este disco" y ahí vienen los problemas. Ahí es donde se nota el trabajo, las horas de investigación, de escuchas, en fin, de comprometerte con unas personas que están depositando una confianza en ti para que hagas un buen trabajo. Muchos pueden decir, pero es que no hay un compromiso real, porque no pagan, vale, pero partimos de la base, de que esto se empezó como un hobby, al igual que por ejemplo, la mayoría de bandas de rock que al final acaban por profesionalizarse. Ya sabéis el dicho "Haz de tu hobby tu profesión" pero no hay una fórmula mágica, la única fórmula es trabajo, trabajo y trabajo.

Lo que vengo a decir con esto es que desde afuera, puede parecer muy guay eso de tener un pase de prensa a un festival, o a un concierto pero lo que no vemos es lo que hay detrás. Mientras yo por ejemplo estoy bebiéndome una cerveza viendo a una de mis bandas preferidas, el pobre redactor está a lápiz y papel o el fotógrafo "peleandose" con sus compañeros para tomar la mejor foto y a la cuarta canción salir disparado hasta el otro escenario para tomar varias instantáneas y así un fotógrafo, un redactor, otro redactor, otro fotógrafo etc, etc. mientras tú, estas tranquilamente disfrutando de un concierto sin pensar en lo bien o lo mal que lo han hecho la banda, el setlist  que han tocado y como plasmar todo eso después en el papel. Ahí es donde la gente se da cuenta de que todo ese esfuerzo, después en muchos casos no está pagado y acaban por dejarlo, o que realmente no era lo suyo. Y vuelvo al lo de antes, si te comprometes a hacer algo, hazlo lo mejor posible o sino mejor no lo hagas. Ya llegará el momento de la profesionalidad y cobrar o no, pero para ello hay que trabajar duro.


photo: Žiga Koritnik



Por qué viene esta reflexión, pues porque por ejemplo tras un festival, me di cuenta, lo primero, es que el trabajo de prensa es muy duro y que si hubiese estado acreditado no lo hubiese disfrutado igual que si no estuviese acreditado porque tendría gran cantidad de trabajo por realizar Así que me dije, si algo me interesa mucho mucho en plan, quiero disfrutar del concierto siempre siempre pagaré la entrada aunque me ofrezcan la acreditación. Otra cosa es que después yo quiera hacer por mi cuenta la crónica.

 En nuestro caso, simplemente el hecho de hacer entrevistas a personas que en la vida pensaríamos que íbamos a poder entrevistar, eso ya es una satisfacción personal que nos llena inmensamente y como es de bien nacido ser agradecido, en este caso tenemos que darle las gracias sobretodo a la gente de Holy Cuervo en especial a Marta Ribate y Paco por haber apostado por nosotros desde el principio, a la gente de Art Gates Records por su confianza en nosotros y a Jennifer y su vampire Producctions.

Resumiendo todo, somos muchos los medios de prensa pequeños, hagamos entre todos un buen trabajo y seamos lo más profesional posible, pero sobretodo sobretodo, seamos honestos.

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Muy buen articulo y muy complicado a veces cubrir ciertos conciertos y sobre todo festivales. A veces te renta mas comprar la entrada y disfrutar del evento y si quieres hacer una crónica aparte no tienes esa responsabilidad que conlleva tener la acreditación.
    Saludos

    ResponderEliminar