Legion of the Damned 'Slaves of the Shadow Realm'

enero 07, 2019

 Legion of the Damned



"Menos es más" es el lema de los Holandeses Legion of the Damned, la banda de Thrash/Death que vuelven tras cinco años desde su último trabajo "Ravenous Plague". Un lema que llevan a cabo en este nuevo trabajo donde vuelven a utilizar recursos que los mantiene dentro de la zona de confort, para regocijo de sus seguidores más puristas del género

"Slaves Of The Shadow Realm editado por Napalm Records consta de once temas de puro Thrash/Death preparados para hacerte desnucar en cuanto comienzas a escucharlo.

Tracklist.

1. The Widow´s Breed
2. Nocturnal Commando
3. Charnel Confession
4. Slaves of The Southern Cross
5. Warhounds of Hades
6. Black Banners in Flames.
7. Shadow Realm of the Demonic Mind
8. Palace of Sin
9. Priest Hunt (Bonus track)
10. Azazel´s Crown (Bonus track)
11. Dark Coronation/ Outro

  

Aqui no hay intro que valga para el álbum, el primer corte del álbum "The Widow´s Breed" comienza como un martillo que te golpea incesantemente desde el primer momento. Un Thrash muy técnico donde es asombroso el sonido y la producción del disco, quizás una producción demasiada "perfecta". Aunque no creo que tengan problemas de ejecutarlos en directo. Recordad que la banda lleva en activo desde 1992, aunque como "Occult" (nombre que cambiaron en 2006 por el de Legion of the Damned)

Temas como "Noctural Commando" llegan a un nivel que incluso podríamos hablar de speed metal, aunque los matices Death en las guitarras es evidente. A parte, la voz peculiar de Maurice Swinkels que se me asemeja más al black que al Death le dan un toque con cierta oscuridad a los temas.

"Channel Confession" una brutalidad de tema, que baja un poco el tempo, para volver subir constantemente. De corte más Thrash "puro" que los anteriores y con unos riffs que podrían firmar Kreator o Megadeth en su época más primigenia. Un tema con gran complejidad.

"Slaves of the Southern Cross" un tema que puede recordar a  Slayer o a Sodom en las guitarras. Y la voz, de nuevo magistral que empasta perfectamente sobre el tema y una base ritmica increible, a especial mención la batería de Erik Fleuren.

Los dos siguientes temas "War Hounds of Hades" y "BLack Banners in flames" son temas de corte Thrash "Old School" aunque como hemos comentado antes, los fraseos de guitarras y los ritmos de batería tipo Death junto a la voz de Maurice le dan a los tema un punto de brutalidad y oscuridad que por si solos el Thrash carece.

"Shadows Realm of The Demonic Mind" Es el tema del álbum para un servidor. Una intro de piano junto a unas guitarras con melodias meláncolicas no adentra en el infierno que quieren mostrar con este tema. Unos riffs en tresillos que harán que no paremos de mover la cabeza.  No estamos ante un tema de los más rápidos pero si de los más oscuros y potentes del álbum. 

"Palace of Sin", volvemos a la tralla del Thrash  más clásico, donde son constantes los cambios de ritmo, los breaks, los Riffs a velocidades imposibles y la voz agresiva de Maurice que no te da ni un momento de tregua.

"Priest Hunt" nos da un respiro con una intro épica para pasar a un tema que baja de tiempo, pero las melodias death y black de la mano de Twan Van Geel, asoman por doquier bajo una base rítmica de doble bombo y bajo atronador. Aparecen pequeños atisbos de guitarras melódicas, pero son un espejismo porque de nuevo volvemos a riffs que acabarían con tu muñeca si tocaras la guitarra. 

Estamos ante un álbum de apenas 47 minutos pero sentirás que como refleja la portada del álbum habrá pasado todo un ejercito por encima tuya.

"Azazel´s Crown" junto a "Dark Coronation" cierran el álbum. No hay respiro y estos dos temas, si aún quedaba algo de tu cuello en pie acabará con él ya que será imposible evitar el headbanging. Al final como pequeño Outro, nos dejarán una pequeña parte épica como final de batalla para que podamos recuperarnos de semejante vendaval sonoro.

En definitiva un álbúm donde Legion Of The Damned  siguen una línea ganadora para la banda, y donde harán las delicias de los más puristas del género. Un disco, como hemos comentado anteriormente con una producción increible, con un técnicismo brutal y con Maurice Swinkels impecable a la voz.


Legion of the Damned son:

Maurice Swinkels, Voz
Twan Van Geel, guitarras.
Harold Gielen, Bajo.
Erik Fleuren, Batería




You Might Also Like

0 comentarios