Sobre ser abiertos, postureo y truismo en el metal

septiembre 28, 2018


Por Damián


Hay ciertos estilos de música que no me gustan, que llevan la etiqueta de "metal", por que claro, esto está en constante evolución, aunque lo único que tenga que ver con los géneros de metal clásico, o lo que un servidor entiende por metal, tan solo sean los instrumentos y la etiqueta, aunque toda la música que abarque sea otra cosa, sea un contexto totalmente nuevo, o a raíz de otro dándole nueva personalidad, pero el tema es que yo no los identifico como tal, aunque en un momento dado pueda tener cierta influencia, y un sonido pesado y contundente.





Creo que el metal llegó a su tope evolutivo, y que todo lo que sale a partir de ese tope es otra cosa, otra música, que utiliza los mismos
instrumentos, que puede ser pesada, y ya, es esa manía de etiquetar las cosas. O que si le pones [insert genero] metal, ya es una etiqueta
comercial o que quiere englobar a ese tipo de público, es como si tirando para atrás y vemos de donde surge esta música, o el rock y
demás (música negra, blues, rock y en adelante) hasta llegar a lo que
se conoce como Heavy Metal le añadiéramos, la coletilla de Blues, o Rock, ¿os imagináis? Heavy blues rock, Death Blues, no señores, esa música, ha ido
evolucionando, y modificándose, pasando hasta convertirse, en otra, como puede ser el Rock, o el Metal, nadie habla de una banda como pueda ser Rainbow, o Judas Priest, por citar alguna como una banda de Blues, ni siquiera de los mismísimos Black Sabbath, aunque este último tiene una influencia más marcada, ya que se supone son los padres y beben de ahí. Yo creo que sería un  sinsentido, por que esos géneros llegaron a un tope, en el que ya son otra cosa, aunque su influencia esté ahí. Pasa lo mismo con esas muchas nuevas tendencias que van saliendo.

























Llegados a este punto, llegamos a dos tipos de mentalidades tópicas y típicas, y digo tópicas, por que realmente son dos arquetipos que
salvo casos muy puntuales forman mas parte del imaginario de uno u otro, que de personas reales, aunque a veces es cierto que la realidad, supera la ficción. Por un lado tenemos al Trve, de toda la vida, el chaleco de parches, J-haybers, y pantalones 5 tallas mas pequeña, que no oye nada desde el 87 en adelante. Y por otro lado tenemos, al anti true, al "abierto" aquel que va buscando todas las nuevas tendencias, aquella persona abierta, que bebe de todos los géneros. El también denominado “casual”, que ataca la poca “amplitud” de miras del que está anclado en los años 80.







Podemos pensar que el segundo caso, esta en lo correcto, y que el primero es un talibán cerrado que no acepta nada que no sea el Volumen Brutal y el Numero de la Bestia, bueno yo creo que si
generalizamos, este razonamiento es erróneo, o en mi opinión equívoca, si bien es cierto que siempre hay mucho refrito. Volvamos al True, y por True no hablo de ese "PACO" que no va a ningún concierto pero que vemos todos los años en el Leyendas, o que no se gasta 10 euros para ver a una banda, pero que cada 2 años se deja 100 o 150 en las viejas glorias. Aquel y que no sabe que ha salido desde el 87. Ni siquiera de sus bandas preferidas, no, ese tipo de personaje abunda, pero no es al que me refiero. Es lo que cualquiera tiene en la cabeza por true. El que compra todo el merchandising, va a todos los conciertos de sus bandas, en la medida de lo que puede claro, se pasa el día oyendo las bandas casposas y trues, que le gustan. A ese tipo de persona es a la que me vengo a referir.








Hablo de ese seguidor, del Metal más Tradicional, ese fanático de un sonido, y una estética concreta. Ese oyente, si es probable que escuche otros géneros, quizá, en un momento dado, le guste el flamenco, el R&B o vete tu a saber, hasta puede ser admirador de Madonna, (es mi caso) igual ese seguidor, si que escucha música metal que no es de los 80, hoy en día, hay muchas bandas, creo que erróneamente llamadas revivals, que respetan un tipo de sonido, estructuras y estéticas. Tenemos muchos ejemplos dentro y fuera de España, Hitten por ejemplo recién ha sacado disco.










Ese seguidor debe aguantar constantemente, esas
miradas, por encima del hombro, esas bromas de
Trvismo y derivados, tener que tragar, con que es un
cerrado, por la simpleza de que igual, no considera
metal, a un tipo rapeando, con un bajo y una batería
de fondo, (solo es un ejemplo que nadie se ofenda)
¿Por qué tiene que tragar, con estilos con los que no
se siente identificado, y que el marketing, o los
seguidores en su afán de etiquetar, apodan metal, si
este no se siente identificado, ni lo entiende como tal? en el nombre de qué ¿de ser mas abiertos?
¿ Acaso somos esclavos de las nuevas tendencias?
¿ Para contentar a quien? ¿Al final cual es más
tirano? el que escucha una música determinada, y
busca a nuevas bandas si acaso que se presten al
estilo que le gusta, ¿o el que trata de imponer, ese
género novedoso, o esa banda con sonido con tufo
moderno, que el otro simplemente no gusta, ni esta interesado? ¿por que por bemoles hay que escuchar algo que no te entra? Al final es más abierto el denominado como Trve que esa persona super abierta. Pues se limita a oír lo que le gusta, y no coge a otro y le dice, oye, escucha esto o eres un cerrado, “ohh que no entiendes que el flamenco también puede ser flamencore”?.







En mi opinión todo esto no responde a otra cosa que al simple, postureo, si, postureo, toda la vida ha habido postureo, desde el manido poser, al que va de muy true, desde siempre, y al final,
tragar con todo, sea novedoso o no, por que una banda es emergente, y como es metal hay que apoyarla por que si, para presumir por las RRSS que soy muy abierto, a mi eso responde a
tal postureo como puede ser el típico de chaleco parcheado que se burla de otro por, una determinada banda X que le guste, y no
entre dentro de lo que el entiende por “autentica”, es postureo, es gritarle al mundo, eh mirenme, soy muy abierto, soy especial, atiéndanme. Y también entiendo a aquel cuarentón que vivió su época dorada en los 70s y 80s y que no gusta oír nada nuevo, si esta anclado, es problema suyo, mientras no moleste a nadie, ¿cual es el problema de que este anclado? Tengo un buen amigo que reconoce que es duro de mollera, y que le gusta serlo, el lo decide, es su vida. Que mas os da¡ Que hay que hacer.. ¿encogerse de hombros y admitir,... si soy un taliban? pasar por el aro?







Evidentemente no, y por su puesto que no hay que tolerar que hay otros géneros, otros estilos, estamos de acuerdo, pero que que no todo por pesado que sea es metal, ah y por supuesto, hasta cierto grado hay que tolerar la intolerancia, por ser tan abiertos de mente cualquier día se nos va a caer el cerebro. Hay veces que un producto te parece malo, y se te exige que digas, “oh no me gusta pero es bueno, de nuevo NO”, si a un individuo le parece malo, le parece malo, y para el y para su realidad es malo, al final cada uno vive en sus propias realidades no? Y para ir cerrando esta divagación, al final pienso que es mas intolerante el abierto, que es el que te da la vara, con que te abras, escuches esto u lo otro aunque no te apetezca, o no lo sientas, y como es una banda emergente nueva a la fuerza tienes que apoyarla, que el que simplemente va a su bola escuchando lo que le gusta. Y evidentemente, no va a apoyar, comprar ni ver algo que no le entra. Este por pretender que el otro escuche, lo que no quiere oír, resulta, mas tedioso, intolerante, que el que se centra, en una serie de bandas más concretas


Evidentemente esto es una opinión personal, no quiero sentar cátedra, ni ir de nada, ni siquiera me
considero un entendido de nada, simplemente amo el mundo de este tipo de música, y expongo mi
visión sobre dos clases de personajes con los que hay que lidiar, y un cierto reflejo de mi forma de
entender la música metal. No pretendo, que nadie se sienta aludido ni ofendido, simplemente comparto al mundo esta reflexión.








You Might Also Like

0 comentarios