Lucifer II

Lucifer II


El 6 de Julio salió el segundo disco de Lucifer, llamado Lucifer II bajo el sello Century Media Records. Un disco muy diferente al anterior (Lucifer I) y que precede a un tercero que está por llegar y cerrará una trilogía. Es más, la actual formación no tiene nada que ver con la formación inicial.

Tras la marcha de su batería Andrew Prestige y el guitarrista Gej Jenning, entró a formar parte de la banda el guitarrista Robin Tidebrink y el reconocido músico sueco Nicke Andersson (The Hellacopter, Entombed etc, etc,). Quedando así en un power trio formado por Johanna Sadonis a la voz, Nicke Andersson a la batería y Robin Tiderbrink a la guitarra. Para sus directos cuentan con la ayuda de Martin Nordin a la guitarra  y Alexander Mayr al bajo.

El albúm fué grabado en Estocolmo y mezclado por Ola Ersfjord (Dead Lord, Primordial, Tribulation) en Cuervo Recording Service en Madrid. Suenan a Vintage, a bandas de la época dorada de los 70, a sonido analógico pero con la ventaja que ofrece la tecnología de hoy día.

Este album rompe con el anterior, en muchos aspectos, sobretodo en el mayor protagonismo a la voz de Johanna Sadonis, y un acercamiento más hacia el hard rock, aunque siempre con una gran presencia del Doom  y sobretodo riffs, muchos riffs.
El disco consta de nueve temas, y ya el primero de ellos nos pone sobre aviso de lo que se nos viene encima. "California Son"  nos mete de lleno en la época de Black Sabbath y Deep Purple con sus riffs, teclados, solos y la portentosa voz de Johanna abanderando el tema.

El siguiente tema "Dreamer", nos lleva a un tema, más lento, más oscuro y sobretodo más Doom, donde la voz de Johanna le da profundidad al tema y donde se juega con guitarras limpias y distorsionadas. Contrario totalmente el siguiente tema "Phoenix" más hard rockero, con unos estribillos que me recuerdan más al Glam de los 80.
El siguiente corte, "Dancing With Mr. D" es un cover de los Rolling Stones y empieza con un riff, sobre el que un solo de Slide nos da la intro a la voz de Johanna. El tema se va desarrollando sobre un riff y va rompiendo sobre un estribillo que se te mete a fuego para no dejar de tararear.  Ahora pasamos a  "Reaper On Your Heels" que hace referencia a otra gran influencia de Lucifer: Blue Oyster Cult aunque en mi opinión el tema en sus comienzos me recuerda mucho a Black Sabbath.

Pasamos ya el ecuador del disco, y nos encontramos con "Eyes In The Sky" un tema que perfectamente podría ir en cualquier de los primeros discos de Black Sabbath, un tema donde el principal protagonista es un riff totalmente de la escuela Iommi que envuelve todo el tema.

Llegamos a "Before The Sun" un tema de corte Blues rock, donde toma protagonismo otra vez la voz de Johanna. "Aton" quizás es el tema , más denso y que se me atragante un poco más, aunque no por ello carezca de calidad.
El último tema comienza con un doom solemne que desemboca en un riff de corte heavy metal "Sabbathiano". El tema  alterna melodias abiertas con riffs que juegan con esos semitonos que dan esa oscuridad propia de los padres del heavy metal.

Decir que el empuje que tiene la batería y el bajo sobre todo lo demás, es un condicionante para que suene todo de maravilla. Esa genialidad del bajo, que a veces se separa de la batería para dar color a los "huecos" rítmicos" de la guitarra y esos "fondos" de teclado le da una genialidad al disco propio de los grandes.

Un disco que contiene riffs, solos, mucho groove y una voz aterciopelada que te engancha desde primera hora. A mi personalmente me ha encantado, los más puristas dirán que todo está inventado y que no aportan originalidad. Pero si te gusta la época de los 70 y todo el movimiento hard rock y el comienzo del heavy metal, este disco es una genialidad. Creo que han dejado el listón bastante alto, para su siguiente disco.






No hay comentarios:

Publicar un comentario